La vida no hace distinciones, todo es personal, tómatelo como tal. Seguramente más de una vez alguien te habrá dicho que no te tomes de forma personal ciertas cosas. De hecho, estoy casi seguro que me dicen eso mismo un par de veces por mes. ¿Por qué me dicen que no me tome personal las cosas? ¿Acaso me puedo tomar las cosas de forma grupal o de qué me están hablando?

Todo es personal

© studiostoks – Fotolia.com

Todo es personal, me queda claro; más me he dado cuenta que la mayoría de las personas colocan dicha frase en un contexto poco apropiado. Tomarse personal las cosas es asociado con términos como orgullo, venganza, competencia, desafío, etc. Es decir, se entiende como algo negativo, como si nos hubieran retado y tuviéramos que responder al reto de una manera o de otra.

El reto es contigo

Considero que todo es personal porque todo constituye un reto. Pero más allá de competir contra los que te rodean, el reto más importante es contigo mismo. De hecho, superarse personalmente es mucho más complicado que superar a otros, razón por la cual son muy pocos los que compiten contra sin mismos. Si te das cuenta, la mayoría compite contra otros, contra oponentes elegidos de antemano, a los que posiblemente se les pueda ganar.

Tómate personal tu mejora continúa. Solo de esta manera te forzarás realmente a ser mejor cada día. Elige un solo aspecto de ti que te gustaría mejorar, y comienza a trabajar en ello. Pero recuerda, la cosa es personal, es decir, la cosa va realmente en serio. Olvida eso de que si fallas lo puedes intentar el año siguiente. No, ni siquiera te des a ti mismo la alternativa de fallar.

Es personal = ponle pasión

Ese nuevo proyecto que tienes en mente debes tomártelo personal. Si quieres esa beca escolar entonces hazlo personal. Los emprendedores exitosos se toman personal cada idea que generan. En pocas palabras: tómate como personal cada aspecto de tu vida, o dicho de otra manera, ponle pasión a todo lo que hagas. Si algo no te genera pasión entonces, o es muy necesario y debes hacerlo, o es algo de lo que puedes prescindir.

La pasión es uno de los ingredientes claves del éxito. El problema es que la pasión no se compra, y difícilmente se adquiere de otros. Cada quien genera su propia pasión, y vive o muere de ella. ¿La pasión que tienes en este momento te alcanzará para lograr tus objetivos? Si la respuesta es no, quizá no te estás tomando suficientemente personal lo que estás haciendo. Si es sí, entonces vas por buen camino.

 

Olmo Axayacatl

Olmo Axayacatl es ingeniero mecánico agrícola de profesión, con una maestría en ciencias en horticultura, sin planes para el doctorado pero le gustaría irse algunos años a un país de habla inglesa, mientras tanto es profesor y bloguero.

 

 

Shares
Share This