En primer lugar agradecer la acogida que los lectores de 3cero le dieron a mi post de la semana pasada «49 razones por las que deberías pensarte emprender«. Según el «boss» del blog José María Jiménez a tenido un buen numero de visitas y eso siempre es bienvenido.

Al hilo del mismo, espero que tomaras buena cuenta de lo que te vas a encontrar en este mundo, te coloques tu armadura y te lances a la “emprendemanía”.

Divertido post sobre tipos de emprendedores

© contrastwerkstatt – Fotolia.com

Hoy hablaremos de los tipos de emprendedores que existen, de manera inusual y divertida, puede que me deje o exagere con alguno, pero la intención es que aprendas, te posiciones,  escojas o deseches lo mejor y peor de cada uno.

El Flecha

Se lo piensa poco, es rápido, capaz de jugarse el inicio de un negocio y sus ingresos a una decisión tan sencilla como la de escoger rojo o negro en una ruleta rusa. Generalmente suelen fracasar; pero existen casos de éxito empresarial de este pensamiento.

El marmota

Al contrario del flecha se lo piensa demasiado, consulta con almohada, con la suegra, con el banco Perico, Juanico y hasta con el cura del pueblo si hace falta. A veces su falta de decisión propina que una buena idea llegue a quedarse obsoleta y otras personas más decididas acaben triunfando por él en su sector relegándolo a un gran cargo de conciencia que constantemente le recuerda su falta de decisión  ¿Y si…?

Los bombillas

Esta especie suele ser despierta y suelta todo lo que se le pasa por la cabeza para hacer negocios, una veces malas, otras buenas; pero siempre está despierto. Suele tener actitud muy  optimista pero nunca acaba de plasmar 100 % sus ideas en proyectos. Suele saltar de una cosa a otra dejando las cosas a medias y tiende a aburrirse pronto de las cosas si no les ve rendimiento.

Los pequeños Nicolás.

Llama la atención esta manera de emprender, seguro que estas preguntado si tú eres uno de ellos. Para mí un listo es aquel que no se juega ni un euro y con la ley de los contactos , del boca oreja, dropshipping o simplemente una buena verborrea hace dinero. La palabra de moda es conseguidores, antiguamente comisionistas y en mi lenguaje habitual me gusta llamarlos los ”piratillas”.

Los Robocops

Aquellos que calculan todo matemáticamente, estudian hasta el más mínimo detalle de cómo, cuándo y porqué deben poner su negocio en marcha. Su gran defecto suele ser su falta de networking y de trato personal con la gente. Suelen estar bien preparados sobre el papel, pero en la calle suelen llevarse más de una sorpresa.

Los de la pasta

Tienen cash, efectivo y pueden permitirse el lujo de fracasar porque tiene colchón con el cubrir una “cagada”. Quienes tienen conocimientos de los negocios suelen invertir en proyectos externos aportando capital por una parte de las ganancias del negocio. Muchas veces su visión suele ser acertada y acaba dando el campanazo con alguna inversión.

Los boca chancla

Todo les va bien, todo es genial, los que predican a los 4 vientos su éxito,  nunca hay perdidas, todo lo que tocan lo hacen oro, los que arreglan una reunión en un bar de cañas antes que en una oficina. Los que se creen su propias mentiras hasta que nadie les cree y terminan quedándose solos y sin nadie en quien pueda confiar en ellos. Les suele ir bastante eso que ahora se le llama “postureo” pero al fin y al cabo todo es humo.

Los de los huevos gordos

Estos son los que, después de su trabajo habitual y fijo de 8 a 10 horas diarias para sostener la economía familiar, cuando llegan a casa tienen tiempo de sacarse un sobre sueldo con un blog, con una pequeña tienda online o gestionando trabajos que otras empresas no tienen la capacidad de realizar. Nada negativo hay que decir ante tal demostración de sacrificio y valores con los que educar a la familia. Su dedicación parcial y la seguridad de un sueldo fijo les aporta la confianza y serenidad suficiente como para decidir cuando están preparados para volar solos y crecer como empresarios.

Los de cabeza ligera

Aquellos que tienen ya un negocio que funciona y por causas ajenas al mismo acaban descuidando lo que un dia construyeron con mucha ilusión y trabajo. Llegar es difícil, mantenerse casi tarea imposible, perderlo todo es cuestión de una mala noche. Se suele decir en España eso de “nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes”. ¿Crees que estas descuidando tu negocio por temas personales? Ponle freno e intenta retomar la senda que un día te llevo al triunfo. Todos los días termina saliendo el sol.

Los dropshipping fracasos

Han oído hablar que tener una tienda online es muy barato, que otro almacena por ti, que tu solo tienes que gestionar pedidos, que el mundo es de color de rosa y que los elefantes vuelan si los dejas caer desde un avión. No me atrevo a dar una cifra exacta de la gente que se encuentra dentro de esta burbuja, sin tener en cuenta la complejidad de hacer un negocio online rentable y conseguir clientes, en un mundo donde las grandes marcas disponen de personal, presupuesto y malas intenciones para no dejarte ni una porción de la tarta que has decidido comerte. Sólo el trabajo, ingenio y la formación salvara a unos pocos valientes

Los de mi mejor amigo.

Negocios y amigos es una realidad probablemente tan poco exitosa como la de casarte con 10 mujeres. ¿Existen casos que funcionan? Claro, como también existen jeques árabes con 40 esposas pero son difíciles de ver. Cuando hay dinero de por medio la gente muestra su peor cara, comienzan las desconfianzas y se pierde la magia de la amistad. Este tipo de uniones suele fraguarse por el miedo que produce invertir capital y  las posibilidad de poder perderlo. En repetidas ocasiones uno acaba reprochándose eso de… ¡Si me hubiera metido solo!

 

¿Oye ya está bien no? ¿Te estoy aburriendo? ¡Tengo muchos más! ¿Quieres que siga?

 

Sólo si este artículo se llega a más de 150 RT en Twitter tendrás una nueva entrega ¿Qué dices, nos encontramos la semana que viene en el mismo sitio a la misma hora?

 

Está en tu mano, yo me he divertido mucho escribiendo el post 🙂 , nos vemos pronto en Blogtimista.es.

 

Javier Gázquez

Javier Gázquez en tan solo 5 años ha conseguido colaboraciones con empresas globales como www.Textbroker.es, grupos de Dropshipping de prestigio como Dropalia.es e incluso emprender su propia agencia donde se especializa en adaptar negocios convencionales a la red  mediante estrategias de negocio, pero de lo que más disfruta es de su blog de trucos de marketing online y ecommerce Blogtimista.es.

 

Shares
Share This