Comenzar un blog es cosa fácil, pero mantenerlo es el verdadero reto. Si tienes un trabajo a jornada completa y además escribes en un blog quizá ya te hayas dado cuenta de lo complicado que resulta actualizar el blog. Y no se trata de falta de tiempo, que esto es algo que con una buena organización se puede obtener. Más bien es un problema de fatiga mental, y requiere de mucho esfuerzo superar este detalle.

Necesitas disciplina para mantener tu blog

© Andrey Popov – Fotolia.com

En lo personal tengo un trabajo bastante exigente en una empresa grande. Esto implica que casi todo el día trabajo a tope, mentalmente hablando, y resulta que cuando llego por la tarde a la casa lo único que quiero es desconectar un poco. Son varios los días que tengo tiempo de sobra para escribir algo, pero después de una jornada de ocho horas lo menos que quiero hacer es estar nuevamente frente a una computadora.

La motivación puede ser efímera

Sin duda cuando uno comienza con un blog lo que impulsa todo es la motivación. Incluso estamos motivados de sobra, y bajo esas circunstancias todo resulta relativamente sencillo. Pero más adelante la motivación es efímera, a veces aparece y otras no. Y no es porque uno ya no se encuentre motivado para seguir con su blog, sino que el cansancio mental a veces es tal que resulta muy complicado llegar a casa a escribir.

Es por ello que basarse en la motivación para mantener un blog es una apuesta arriesgada. Por supuesto que tener motivación nunca está de más, y de hecho siempre hay que tener presente una poca de motivación, aunque sea una cantidad diminuta. Porque el día que te quedas en cero motivación es seguro que ese día muere tu blog.

La disciplina es la clave

Tener un blog requiere estar constantemente presentando nuevos contenidos, pero si tienes un blog digamos por hobby, entonces tampoco es indispensable que publiques todos los días. Es mejor hacerlo de forma constante aunque sea una vez a la semana, que publicar un día varios artículos y después dejar todo abandonado un mes.

Ser disciplinado llevará tu blog por buen camino. Y aunque no es un camino que incluya atajos, los resultados que vayas observando serán bastante sólidos. Tener disciplina en el blogging requiere publicar sin importar si estás motivado o no. Por supuesto que si tienes motivación te será más fácil, y si esta te falla tendrás que hacerlo aunque te cueste más trabajo, porque de esta manera comienzas a crear un hábito.

 

Olmo Axayacatl

Olmo Axayacatl es ingeniero mecánico agrícola de profesión, con una maestría en ciencias en horticultura, sin planes para el doctorado pero le gustaría irse algunos años a un país de habla inglesa, mientras tanto es profesor y bloguero.

 

 

Shares
Share This