Para lograr grandes cosas no basta con esforzarse constantemente, también hay que pensarlo mucho. Es decir, hay que trabajar tenazmente, pero a la vez hay que trabajar inteligentemente. Y lo primero que uno debe pensar es en elegir el ambiente adecuado para el esfuerzo que se va a realizar.

Ambiente correcto, compañía correcta

© Minerva Studio – Fotolia.com

Por ejemplo, actualmente soy muy constante asistiendo al gimnasio. Pero esto lleva apenas casi un año. Antes jamás pensé que en un gimnasio me sentiría cómodo. ¿Qué es lo que ha cambiado? En este tiempo me di cuenta que compartir espacio con gente que tiene el mismo objetivo que tú es bastante motivador.

Sin motivación no hay nada

No importa que idea tengas en mente, si quieres llevarla a buen término, vas a necesitar mucha motivación. Es posible que tengas los conocimientos técnicos necesarios para desarrollar dicha idea, o que tengas los medios para convertirla en realidad, pero con esto no basta. Necesitarás un combustible llamado motivación.

De inicio uno no piensa en como encontrar motivación. Esto porque cuando uno comienza un proyecto, a poner en marcha una idea, la motivación está por todos lados. Pero es cuando se comienza a avanzar que los problemas van disminuyendo incluso al más motivado de los emprendedores. Aquí es cuando buena compañía es la clave.

Busca la mejor compañía

No esperes que la familia te saque adelante cuando estés desmotivado, y tu idea peligre. Por lo general la familia siempre apoya, pero no siempre comprende esa idea genial que tienes en la mente. Mismo caso con los amigos, no todos llegan a comprender de que trata el asunto. Digo, no descartes a nadie de inicio, pero vas a necesitar mejor compañía.

Y la mejor compañía que hay es aquella que comparte una visión. Es posible que dos emprendedores tengan ideas muy distintas, pero como ambos van a enfrentar problemas parecidos, podrían llegar a apoyarse bastante. Esto es como en el gimnasio, unos van por salud y otros por vanidad, pero todos comparten el objetivo de hacer ejercicio.

¿A quién necesitas?

Como te dije, no descartes a nadie, pues cualquiera puede convertirse en un soporte para tu idea o proyecto. Mantén la mente abierta, comparte parte de lo que haces y escucha lo que otros hacen, que seguro que pronto te encuentras inmerso en un grupo que te soportará cuando sientas que vas en picada.

Ahora bien, motivarte para hacer deporte es sencillo, pues en cualquier gimnasio o parque encontrarás gente con la misma necesidad. Pero para encontrar motivación para desarrollar una idea de negocio, un proyecto, o lo que tengas en mente, puede requerir un poco más de paciencia: visita cafés, bibliotecas, universidades, etc.

 

Olmo Axayacatl

Olmo Axayacatl es ingeniero mecánico agrícola de profesión, con una maestría en ciencias en horticultura, sin planes para el doctorado pero le gustaría irse algunos años a un país de habla inglesa, mientras tanto es profesor y bloguero.

 

 

Shares
Share This