Quizá el principal factor que lleva a alguien a dejar su blog es la falta de ideas, y es un problema tan grande que incluso propicia que muchos ni siquiera se piensen comenzar uno, pues el temor de no saber que escribir es una amenaza latente. Es extraño desde cierto punto de vista, porque si lo analizas detenidamente las ideas para redactar abundan por todos lados, ¿entonces por qué esto es un problema?

Llénate de ideas

© djvstock – Fotolia.com

El detalle es que todo es una idea para bloggear, pero al momento de tener el lienzo en blanco frente a nosotros sufrimos un bloqueo mental que es muy complicado de romper. Esto es lo peor que le puede pasar a alguien que quiere escribir, porque cuando uno está bloqueado la energía mental gastada es mucha y el resultado obtenido es nulo. Hay que evitar esto a toda costa.

Una idea lo es todo

En el mundo del blogging tener una idea lo es todo, porque con una idea en la mente se puede empezar a dar forma a un escrito, e incluso es posible que a partir de una sola idea comiencen a surgir más y más ideas. La clave radica en tener esa idea inicial, lo que es sencillo cuando no se tiene presión y es complicado cuando comenzamos a presionarnos.

Somos seres pensantes llenos de ideas, ¿entonces por qué estas parecen abandonarnos cuando más las necesitamos? La realidad es que las ideas nunca nos abandonan, sino al revés, nosotros somos los que abandonamos nuestras ideas, y las abandonamos desde el momento en que creemos que no son lo suficientemente buenas o cuando nos inunda el sentimiento del «qué dirán».

Consigue ideas ya

Las reuniones de empresa a las que asisto suelen ser con frecuencia tediosas y pesadas, pero me he dado cuenta que son una excelente fuente de ideas, porque muchas veces los compañeros suelen disparar comentarios que quedan en el aire, que para mi resultan temas sobre los cuales escribir. Así que siempre ando con la libreta lista para anotar cualquier concepto, frase o comentario que pueda convertirse en un texto para bloggear.

Pero además suelo seguir muchos blogs, siendo parte de mi rutina diaria revisar titulares de nuevas entradas, y aquellas que llaman mi atención las guardo en mis marcadores. Ojo, casi nunca leo todo lo que guardo, porque no tengo tiempo para ello, pero tengo un almacén de muchos textos a los que echo mano cuando requiero de ideas, y me ha resultado una técnica bastante eficaz para tener siempre algo de que escribir.

 

Olmo Axayacatl

Olmo Axayacatl es ingeniero mecánico agrícola de profesión, con una maestría en ciencias en horticultura, sin planes para el doctorado pero le gustaría irse algunos años a un país de habla inglesa, mientras tanto es profesor y bloguero.

 

 

Shares
Share This