Todo los años por estas fechas, coincidiendo con el comienzo del curso escolar, aparecen artículos, tanto en medios digitales como analógicos, con títulos que suelen incluir la frase «la vuelta al cole», que tratan sobre los gastos que afrontan cada familia en uniformes, libros y material escolar.

Los libros de texto electrónicos reducirían los costes de la vuelta al cole

© Gennadiy Poznyakov – Fotolia.com

Libros de texto

Los libros de texto es la partida más importante del desembolso extraordinario que en septiembre afrontan los padres con hijos en edad escolar. Por ejemplo, en mi caso los libros necesarios para mis tres hijos cuestan 777,85 euros, lo que hace una media de 259€ por niño.

No tengo los datos exactos; pero entiendo que una parte importante del precio que pagamos por los libros de texto corresponde al coste del papel y del transporte de los mismos.

Libros de texto electrónicos

Por el mismo precio que paga cada niño por sus libros un año se podría pagar un libro electrónico con el contenido de su curso. En los años siguientes sólo tendría que añadir los nuevos libros en formato electrónico a un precio que debería ser sensiblemente inferior.

Los principales beneficiados serían los padres que verían bajar la factura de  lo que pagan cada nuevo curso y los alumnos que no tendrían que cargar con pesadas mochilas.

Los Perjudicados

¿Los principales perjudicados? Las empresas papeleras y los intermediarios en la venta de libros.

Si queremos que la economía repunte debemos de dejar de subvencionar ineficiencias. Negocios que en su día eran rentables, si hoy no lo son deben dejar un sitio a los que hoy lo serían si nuestra economía no sufriera continuamente distorsiones.

¿Tiene sentido que los recursos de las familias se destinen a pagar papel o al negocio de la venta de libros de texto? Seguramente haya mejores destinos para ese dinero.

El futuro de los libros de texto

¿Quiere decir que deben desaparecer los libros de texto? No, deberán convivir mientras haya padres que prefieran comprarlos; pero debería haber la opción de elegir.

¿Es el libro de texto electrónico la panacea? No, seguro que tienen sus inconvenientes y para algunos serán tan importantes que seguirán prefiriendo el libro de texto en papel; pero para muchos harán más fácil «la vuelta al cole».

 

¿Que escogerías para tus hijos? ¿Libros de texto en papel o electrónicos?, me gustaría que respondieras en los comentarios de esta página.

 

Si te ha gustado este artículo, compártelo en tus redes sociales. Si quieres recibir las próximas entradas suscríbete a este blog.

 

Shares
Share This