Hace algunas décadas terminar una carrera universitaria implicaba elevadas probabilidades de ubicarse en el mercado laboral con rapidez y en un buen puesto. Actualmente llegar a ese punto es una necesidad más. Ahora no basta con tener un título para conseguir un empleo. Es tanta la competencia existente que es necesario tener alguna característica que permita sobresalir del resto.

La clave hoy es la formación constante

© Rido – Fotolia.com

Hoy más que nunca hay que estar en constante formación si se quiere tener empleo e inclusive si se quiere conservar el que se tiene. Antes al terminar los estudios universitarios se terminaba la etapa de la educación ya que lo laboral exigía otras cuestiones. Ahora hay que mantenerse en la línea de la preparación personal y profesional de forma permanente para aumentar las probabilidades de éxito.

Ahora no basta la universidad

Terminar los estudios superiores es necesario pero continuar formándose es optativo; una opción que muchos no eligen. Es una elección complicada porque formarse implica invertir tiempo y dinero, lo que no sobra cuando se tiene trabajo y familia. Sin embargo, invertir en tu formación es una inversión a futuro y en algún momento verás el resultados. Cabe mencionar que estamos ante una inflación de la educación: cada vez se requiere prepararse más para tener un empleo.

El problema es que en general persiste una mentalidad del siglo pasado. Con la revolución industrial surgió el sistema educativo, tal como lo conocemos hoy en día, por desgracia. En aquellos tiempos un título universitario garantizaba una vida de buen nivel económico. No hacía falta más. Al graduarse prácticamente se sabía todo lo que se tenía que conocer para ser un profesional exitoso.

Hoy requieres aprender cosas nuevas

Aprende a programar, estudia idiomas, mantente informado sobre las nuevas tecnología de tu sector, lee diariamente, mejora tus habilidades tecnológicas, inscríbete a cursos, asiste a conferencias, etc. Hay muchas actividades que puedes hacer para ser mejor profesional, las cuales figurarán en tu currículum vitae y te harán destacar de entre el resto. Puedes estar seguro que lo que hoy sabes en cinco años será obsoleto.

En la actualidad la capacidad más valorada está comenzando a ser la preparación constante. Cada vez más empresas se dan cuenta de ello. En algunos años el que sabe mucho quedará relegado por el que aprende rápido. Un profesional consciente de que la educación no termina con la universidad, si no que continua durante toda la vida, es un profesional que tiene una mentalidad abierta al cambio y al aprendizaje.

 

Olmo Axayacatl

 

Olmo Axayacatl es ingeniero mecánico agrícola de profesión, con una maestría en ciencias en horticultura, sin planes para el doctorado pero le gustaría irse algunos años a un país de habla inglesa, mientras tanto es profesor y bloguero.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Seduce a Google con tus contenidos

¡Únete gratis a la comunidad de 3cero!

 

Recibirás nuestro contenido cómodamente en tu email junto con avisos de webinars y eventos presenciales.

 

 

La subscripción a esta lista implica la aceptación del aviso legal y términos de uso.

Recibirás un email para que confirmes tu suscripción

Pin It on Pinterest

Shares
Share This