En la actualidad de nada sirve ser el mejor si la gente no lo sabe. No basta con que tú lo sepas, tienes que contárselo a todo el mundo. Promociónate como si de eso dependiera tu futuro. Porque realmente de eso depende. Es posible que algunas personas cercanas a ti te hagan publicidad, hablando de lo bueno que eres. Pero esto no es suficiente. Ante la competencia brutal existente la gente siempre espera más.

Evita ser invisible

© ArtFamily – Fotolia.com

Por supuesto que eres un ser tangible, una persona cuya existencia no queda en duda. Sin embargo, hablando en términos profesionales no existes si no te muestras. Inclusive los mejores requieren de hacerse publicidad o de lo contrario los que no son tan buenos pero que se mueven les pueden ganar la partida. Ahora no basta con tener talento y pasión, hay que mostrar al mundo de lo que se es capaz.

No seas invisible

Necesitas tener una cualidad que te distinga, una habilidad que nadie más pueda presumir y que se convierta en tu carta de presentación. Créeme, cualquier detalle es válido para posicionarte por encima de toda la competencia. Tienes que ser el que trabaja más rápido, el que soporta más presión, el que cobra menos, el que cobra más, el que soluciona rápidamente los problemas, etc.

Si nada te distingue estás dentro del promedio. ¿Sabes lo difícil que es salir adelante siendo del montón? Las personas no buscan aquel que puede hacer algo que muchos otros hacen. Es verdad que muchos clientes terminan buscando un profesional en la zona media, pero es por falta de recursos o simplemente porque no comprenden que un empleado promedio les va a entregar un trabajo de calidad promedio. Nada que destaque.

El contexto importa

Puedes ser el mejor en lo que haces pero si estás en el contexto equivocado pasarás desapercibido. La mejor prueba de esto fue obtenida gracias a un experimento realizado hace algún tiempo por The Washington Post y Joshua Bell, uno de los mejores violinistas del mundo. Bell tocó su violín de incógnito durante más de 40 minutos en el metro y de las centenas de personas que pasaron a su lado solo una persona lo reconoció. En total juntó 32 dólares. Nada mal dijo él. Pero considerando que las entradas para verlo tocar están por encima de los 100 dólares las personas se perdieron de un gran espectáculo.

Si, el contexto importa. No cabe ninguna duda. Además de diferenciarte de la competencia en al menos un aspecto es necesario que te publicites de formas y en lugares donde el mensaje tenga impacto. No malgastes tu tiempo porque es lo más preciado que tienes. Si quieres puedes malgastar dinero, eso es recuperable. Pero el tiempo jamás da marcha atrás. Ubícate en un buen contexto y tampoco tendrás que perder dinero.

 

Olmo Axayacatl

 

Olmo Axayacatl es ingeniero mecánico agrícola de profesión, con una maestría en ciencias en horticultura, sin planes para el doctorado pero le gustaría irse algunos años a un país de habla inglesa, mientras tanto es profesor y bloguero.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Seduce a Google con tus contenidos

¡Únete gratis a la comunidad de 3cero!

 

Recibirás nuestro contenido cómodamente en tu email junto con avisos de webinars y eventos presenciales.

 

 

La subscripción a esta lista implica la aceptación del aviso legal y términos de uso.

Recibirás un email para que confirmes tu suscripción

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Leer entrada anterior
WordPress y su seguridad
WordPress y su seguridad

Internet es el presente y el futuro, y esto hace que poco a poco los ataques malintencionados en Internet y...

Cerrar