Estas últimas semanas están siendo de gran movimiento, particularmente puedo decir que estoy en un muy buen momento, los negocios van viento en popa y la gente con la que me relaciono día a día está respondiendo a mis expectativas.

El arte de seducir en los negocios

© Laurent Hamels – Fotolia.com

Pero todo tiene su razón de ser, los negocios no funcionan por si solos, detrás hay un montón de gente, cada uno de su padre y de su madre, con diferentes puntos de vista, con una visión que  a lo mejor no corresponde a tus expectativas.

No hace mucho, un empresario portugués me decía: «David, tu y yo llevamos muchos años en esto del mundo de las empresa, ¿te has fijado, que la mitad de los negocios que hacemos es como seducir a una mujer o a un hombre?»

A partir de esa pregunta- afirmación, se desató un pequeño debate entre varios empresarios que estábamos alrededor de una mesa, en la que también había una empresaria, todos coincidimos en lo siguiente:

Cuando decidimos acercarnos a alguien por un tema de negocios, todos nosotros usamos todas nuestras armas de seducción, una parte importante del negocio reside en nuestra capacidad de transmitir pasión, de transmitir energía, y al final es como cuando «[email protected] se encuentra delante de esa persona que le atrae y necesita desplegar todo su arte de seducir».

A quienes empiezan en el mundo de la empresa les esperan momentos fascinantes, momentos de grandes dosis de adrenalina, tiempos en los que van a salir a conquistar el mundo y comérselo, momentos de grandes batacazos, van a ser momentos especiales, pero todos ellos buenos o malos, van a caracterizarse por las relaciones humanas. Y como de personas se trata debemos ser conscientes de ello.

No todo vale en los negocios, ligar y seducir son conceptos distintos, en los negocios 3/4 de lo mismo, no debemos ir picando de flor en flor porque los resultados nunca llegan, pero si debemos seducir a nuestros clientes, a nuestros proveedores y en definitiva a todos aquellos que nos rodean, por eso recuerda que el poder de la seducción va abrirte muchas puertas, va ayudarte a consolidarte como empresa, tener a la gente de tu lado es mejor que tenerlos en tu contra, trabaja la «seducción».

Así que si has decidido emprender, o ya hace tiempo que te dedicas a esto del mundo de la empresa, no dejes de ponerte tus mejores ropas, cada día tómalo como un día de seducción, sal y muéstrate al mundo tal y como eres pero intenta estar siempre a la altura de los acontecimientos.

 

David Fabres

David Fabrés, es CEO en Locos by Friday, y colaborador en HoyOnline.tv. Escribe para emprendedores en el blog: Recetas para Emprendedores donde está publicando 365 recetas para emprendedores, donde cada día publica una. Puedes seguirlo en Facebook en RecetasParaEmprendedores.

 

Shares
Share This