A la hora de buscar trabajo debo plantearme que valor aporto o puedo aportar a una empresa para que ésta contrate mis servicios, por lo que mi búsqueda ha de centrarse en localizar que empresa apreciará dicho valor. Esta visión tiene dos ventajas: voy a enfocar mi búsqueda de empleo y no voy a cerrar puertas a otras posibilidades.