Las nuevas tecnologías han incursionado vertiginosamente en nuestro día a día, modificando comportamientos y acciones comunes. El Showrooming es un ejemplo de los nuevos cambios que traen consigo el desarrollo tecnológico, es una modalidad de compra que consiste en visitar una tienda física, observar, tocar y probar un producto para su posterior adquisición a un mejor precio en la red.

Showrooming

© Pavel Losevsky – Fotolia.com

La nueva técnica está generando muchos adeptos, un articulo publicado en el portal europapress.es afirma que el perfil del «showroomer» cuenta con las siguientes características: Joven entre 18 y 34 años, con un nivel adquisitivo medio-alto. En el  mismo articulo se expone que  la modalidad de compra predomina con mayor fuerza en China, mientras que en España supone el 4% de las compras totales.

Por su parte la versión online del periódico ABC asegura que el  hábito origina casi el 50% de las compras online, una cifra que pone una sonrisa en el rostro de muchos pero no en el de los propietarios de las tiendas físicas.

Los Showroomers pueden ser un gran dolor de cabeza para los propietarios de los establecimientos que están siendo usados como salas de exposición.  Dentro de tantas desventajas para el comercio tradicional frente a la nueva modalidad de compra existe una ventaja muy importante, el cliente aún tiene la necesidad de un contacto con el producto lo que lo lleva a la tienda física y una vez puesto un pie en la tienda es competencia de los dueños diseñar estrategias que permitan enganchar al consumidor y ofrecerle servicios extras que superen el ahorro económico que obtendrían al comprar vía online.

Entre las tiendas físicas con más porcentajes de visitantes  showroomers se encuentran las de electrodomésticos, perfumes, muebles y librerías.

Estrategias para potenciar las ventas offline

Aunque el boom tecnológico ha contagiado a muchas tiendas y las ha incentivado a tener presencia en la red aún quedan tiendas físicas que no ofrecen una alternativa online a sus clientes, perdiendo potenciales clientes.

  • El primer paso para potenciar las ventas offline es ofrecer una opción online que sirva de apoyo a la tienda física.
  • Enfocarse en la experiencia de compra

Un punto fuerte de las tiendas tradicionales es la experiencia de compra, los clientes aún siguen visitando estos lugares porque les generan experiencias que son imposibles de sentir vía online, un elemento fundamental que puede contrarrestar la negativa del precio.

Incentivar la interacción

Crear estrategias donde se involucre y beneficie a los usuarios como: Concursos, descuentos, bonos o regalos.

Las nuevas tecnologías traen nuevos retos, es el momento de adaptarse o morir en el intento.


Zinthia Álvarez es Licenciada en Periodismo & Directora de Marketing en Appsolutwebs – Diseño Web Coruña. Se considera una altruista con mal carácter, entre otras cosas para destacar también está su habilidad al transmitir mensajes orales y escritos de manera clara y precisa.


Shares
Share This