Se dice que si lo que haces en tu empleo lo puede realizar una máquina entonces tarde o temprano te vas a quedar sin trabajo. No creo que esto sea cierto del todo, pero si creo que quienes realicen cosas que una máquina no puede hacer, al menos hasta el día de hoy, tienen mayores posibilidades de éxito, o cuando menos, de tener un trabajo.

Qué sabes hacer que no haga una máquina

© Sasint – Fotolia.com

Las máquinas tienen una larga historia desplazando a los humanos de sus labores. Todo comenzó con la Revolución Industrial, y en la actualidad hay muchas empresas que siguen recortando personal, porque han adquirido máquinas que les permiten mucha mayor eficiencia de tiempo, pues pueden trabajar sin descanso.

Las maravillosas máquinas…

Las máquinas no se cansan, pueden trabajar durante mucho tiempo sin mayores problemas, son más veloces que los humanos, pueden presentar mayor precisión, no requieren prestaciones, etc. Estas son algunas de las razones por las cuales en muchas empresas hay más máquinas que humanos, por ejemplo, en las armadoras automotrices.

¿Realmente las máquinas son así de maravillosas? Desde un punto de vista ingenieril si, aunque si se ve desde el punto de vista social la opinión cambiará radicalmente. Nadie puede negar que la mayoría de las máquinas actuales son muy útiles, pero lo cierto es que a nadie le gustaría verse desplazado por una máquina.

¿Le puedes ganar a una máquina?

Si, por supuesto. Quizá no en velocidad o en precisión, pero si hay aspectos débiles en todas las máquinas… ¿Sabías que Toyota recontrató personas para sus fábricas porque resultaban mejores que los robots? Por muy difícil de creer es verdad: las máquinas pueden trabajar sin descanso, pero no detectan si algo está mal, algo que un humano si puede hacer.

Toyota se dio cuenta de que, en ciertas áreas, por operatividad le resultaba mejor disponer de trabajadores expertos que de máquinas. Una máquina no razona, solo sigue instrucciones, y si estas son erróneas de todos modos continua trabajando. En cambio una persona tiene la posibilidad de parar un proceso en cuanto algo vaya mal, ahorrando así mucho dinero en pérdidas.

Los paradigmas están cambiando

Debido a las máquinas muchas fuentes de trabajo se van a perder en las próximas décadas, quizá más de los que se han perdido hasta ahora. Sin embargo, el empleo en sí no va a desaparecer, sino que va a evolucionar: los trabajadores van a comenzar a ser más especializados.

Piensa en un robot que ensambla autos. Seguro que desplazó mínimo a tres trabajadores. Pero para que el robot funcione hay que darle mantenimiento, para lo que hay que saber como trabaja, y ahí habrá disponible una vacante para un ingeniero que sepa programar y arreglar el robot.

 

Olmo Axayacatl

 

Olmo Axayacatl es ingeniero mecánico agrícola de profesión, con una maestría en ciencias en horticultura, sin planes para el doctorado pero le gustaría irse algunos años a un país de habla inglesa, mientras tanto es profesor y bloguero.

 

Shares
Share This