Con el boom de los medios audiovisuales, muchos piensan que los blogs y las páginas webs están pasando de moda y están siendo desplazados por plataformas como, por ejemplo, YouTube. Sin embargo, entre gustos y colores, no hay nada escrito. Así como tú quieres escribir un blog, hay gente que aún quiere leer blogs, y quizás este público se encuentra un poco desatendido.

7 razones para empezar un blog ahora mismo

Así que si tienes ganas de empezar un blog pero no estás muy seguro, no sabes cómo hacer que crezca y mucho menos sabes de lo que vas a hablar, no te preocupes, créeme que hay muy buenas razones para que vuelques todo tu conocimiento en unas cuantas líneas.

  1. Puedes ganar dinero

Probablemente esta es la principal motivación de todos aquellos que empiezan un blog: ganar dinero, porque la verdad es que es muy posible y bastante rentable, déjame decirte. Si te gusta escribir y dar tu opinión, ¿qué mejor forma de ganar dinero que con un blog?

Hay muchos medios para esto. Puedes entrar en un programa de afiliados, que consiste en vender productos de otras páginas a través de tu blog y te quedas con un porcentaje. Otra manera es escribir publicaciones patrocinadas que, según mi criterio, es la mejor forma, ya que se pueden llegar a cobrar hasta $400 por un post.

Hay muchas otras maneras pero lo principal es saber que puedes hacerlo. Por supuesto, no es que hoy abres un blog y ya mañana empezarás a ganar dinero como loco. Debes tener una buena afluencia de personas en tu página para que sea rentable. Descubre cómo lograr esto en este artículo sobre cómo mejorar tu tráfico web.

  1. Puedes ganar popularidad

Dependiendo de cuáles sean tus metas, esto puede ser muy beneficioso para ti. Quizás no buscas ganar dinero escribiendo, sino ganar popularidad a través del blog para que ten contraten en otros sitios y te hagas un nombre en tu nicho. También es válido, y en este caso el blog solo sería un medio para tu objetivo.

  1. Tienes la oportunidad de dar tu opinión y aportar algo al mundo

Muchos lo único que queremos es ser escuchados. Que nos noten. Estoy segura de que tu cabeza está llena de ideas y de opiniones diversas que pueden aportar mucho al mundo. ¿Por qué no hacerlo? Quizás alguna experiencia que hayas tenido puede ayudar a otra persona en apuros. No dudes en compartir tu sabiduría con el mundo que te rodea.

  1. Sirve de muestra de tu trabajo

De nuevo, el blog te sirve como un medio. Si lo que buscas es trabajo en una empresa de redacción, como escritor de ficción o en cualquier ámbito, puedes referir a tu blog para que vean que tienes experiencia y un blog hecho y derecho. Estoy segura de que te dará unos cuantos puntos.

  1. Conocerás a muchas personas con tus mismos intereses

Esto es algo emocionante para muchas personas. Imagina que tu pasión es el veganismo, por ejemplo. Pero literalmente no conoces a nadie en persona que también sea vegano o siquiera que le interese el tema. ¿Qué haces? Vas a internet, por supuesto. Conocerás a miles de personas que quizás tienen opiniones diferentes a la tuya, pero que sin duda están en sintonía.

Podrás conversar todo lo que quieras sobre tus intereses, compartir tus noticias y tus avances y las personas realmente se interesarán por ello. Si te sientes solo, nada mejor que el internet para remediarlo.

  1. Desarrollo personal

Así tu blog no sea sobre lecciones de vida y motivación, te aseguro que aprenderás y mejorarás cada día un poco más a medida en que vas escribiendo. Debes investigar, debes poner a pensar la mente un poco más, debes desarrollar tu redacción, y, sobre todo, tendrás contacto con otras personas, con las que quizás difieras y que te harán cuestionarte tus posiciones.

La retroalimentación es muy importante, no la desestimes pensando que es tu blog y son tus ideas y tienes derecho a expresarte. Deja que tu audiencia también nutra tu blog y se formen debates interesantes en los comentarios.

  1. Te da un subidón cada vez que recibes una interacción positiva

Hay un cierto subidón que acompaña a la retroalimentación positiva inmediata que recibes cada vez que un lector publica un comentario, comparte tu post en Facebook o lo envía por Twitter a sus seguidores. Si bien caminar por la delgada línea entre encontrar el estímulo en ese comentario y obsesionarse con él puede tomar algún tiempo para acostumbrarse, es mucho mejor encontrar esa línea que nunca buscarla en primer lugar.

Así como encontrarás comentarios positivos, también encontrarás malintencionados, que pueden afectarte negativamente. Solo saca lo bueno que puedas de ellos y desecha el resto.

 

Edith GomezEdith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Seduce a Google con tus contenidos

¡Únete gratis a la comunidad de 3cero!

 

Recibirás nuestro contenido cómodamente en tu email junto con avisos de webinars y eventos presenciales.

 

 

La subscripción a esta lista implica la aceptación del aviso legal y términos de uso.

Recibirás un email para que confirmes tu suscripción

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Leer entrada anterior
Por qué necesitas asesoría legal para cumplir con la GDPR
¿Por qué necesitas asesoría legal para cumplir con la GDPR?

Aunque GDPR es un tema importante no debes asustarte, ya es un tema en el que muchos se están ocupando...

Cerrar