Si en varias oportunidades te has preguntado por qué tus productos no se venden, deberías responder lo siguiente: ¿Quién vende tu producto?

¿Quién vende tu producto?

© T.Tulik – Fotolia.com

Un producto puede ser de excelente calidad, características innovadoras y tener un precio asequible y aún así no ser vendido. La venta no depende únicamente del producto, para mí existen dos elementos fundamentales que garantizan el éxito de una venta: El plan estratégico general y la persona encargada de vender el producto.

Hoy hablaremos sobre las cualidades o características que deben estar presentes en un vendedor a la hora de ofrecer tu producto.

Atención

El vendedor debe ser capaz de captar la atención del cliente en el instante que se lo permita. De algo puedes estar seguro, si no se consigue la atención del cliente no habrá venta.

Credibilidad

No basta con tener un buen producto, es preciso que el vendedor transmita al cliente confianza, que sus palabras resulten creíbles. La mejor manera de conseguir esa seguridad es dominando el producto, el vendedor debe conocer todos los detalles de la marca o producto ofertado al cliente.

Pasión

La persona que vende tu producto debe estar convencido de que es excelente, el mejor del mercado, de ese modo transmitirá su idea al cliente. La pasión mueve al cliente, le hará sentir participe de la situación y eso se verá reflejado en la futura acción de compra.

Evita ser aburrido

Se debe conseguir que el cliente mantenga la atención en el discurso y para ello es preciso que se le comunique de forma interesante, novedosa y sencilla, sin muchas complicaciones, evitando que el cliente desconecte del mensaje o simplemente se marche.

El mejor lugar

El vendedor es un elemento primordial en la venta, tan importante como el cliente, sin ellos no sería posible la puesta en marcha, pero además del cliente y el vendedor se debe tener muy en cuenta el espacio en el que se intenta cerrar una venta. Los colores, la luz y los aromas son características de suma importancia a la hora de vender un producto, en muchos análisis se ha descubierto que el comprador en un alto porcentaje compra por lo que siente y no por la razón, lo que indica que se cerrarán más ventas en un espacio amplio, tranquilo y con colores sutiles que generen armonía.

Fidelización

El vendedor es la mejor estrategia de fidelización que puede tener una marca o producto. Una vez que el cliente se sienta cómodo y confíe en el vendedor será un cliente asiduo y recomendará el producto, todo gracias a la experiencia positiva experimentada con el vendedor.

Ser positivo

A los seres humanos nos gusta relacionarnos con personas que transmitan alegría y buenas energías. Un vendedor que no está contento con su entorno laboral o no le gusta la función que cumple no podrá transmitir energías positivas, lo que hará que sus posibles clientes se alejen en busca de un vendedor con una sonrisa sincera. El vendedor que disfruta de su trabajo contagia al cliente.


Vender es más que un arte, para vender se debe estar dispuesto a dejar el miedo de lado y entregarse a la confianza, confiar ciegamente en uno mismo y reconocer que solo hay un camino de salida: La venta.


Zinthia Álvarez es Licenciada en Periodismo & Directora de Marketing en Appsolutwebs – Diseño Web Coruña. Se considera una altruista con mal carácter, entre otras cosas para destacar también está su habilidad al transmitir mensajes orales y escritos de manera clara y precisa.

Shares
Share This