Por razones tan diversas como la vida misma, muchas veces solemos llegar a un punto muerto. Es normal que algunas veces se pierda el rumbo de la vida, pero inclusive suele ser necesario para recapacitar, para ajustar el rumbo. Sin embargo, cuando no sabes que hacer siempre hay algo que debes hacer, sin importar la situación…

Qué hacer cuando no sabes qué hacer

© gosphotodesign – Fotolia.com

¡Sigue moviéndote! Se trata de una cuestión básica de la física que se aplica a todo en la vida: un objeto en reposo requiere de una fuerza para ponerlo en movimiento, mientras que cuando se está en movimiento la fuerza es necesaria para parar todo. Es decir, mientras te mantengas en movimiento tienes una inercia que no debes desperdiciar.

Arrancar de nuevo siempre cuesta más trabajo

Cuando se llega a cerrar un ciclo por lo general se busca un poco de espacio y tiempo para comenzar nuevos retos. Sin embargo, muchas veces el descanso es excesivo y comenzar de nuevo suele costar mucho trabajo. Entonces es importante valorar la situación, y muchas veces se encontrará que lo mejor es no perder el impulso.

Las vacaciones o el tiempo de descanso son algo muy deseado, pero siempre se querrá más. Así tengas una semana de vacaciones siempre se desearán más porque es más cómodo y uno se acostumbra fácilmente a ello. No digo que no hay que tomar tiempo para descansar, pero nunca hay que exagerar.

Evita el descanso total por mucho tiempo

Hacer alto total durante un día es recomendable, para desconectar de la rutina y recargar baterías. Esto podría hacerse un día del fin de semana, pero no recomiendo que se tomen ambos días para descansar completamente. La razón es que costará más esfuerzo, tanto físico como mental, volver al trabajo.

Soy de la idea de que hay que estar siempre en movimiento, con lo cual me refiero a que es importante estar haciendo algo. De esta manera uno se acostumbra a cierto nivel de esfuerzo, con lo cual cuando hay que exigirse en gran medida no hay que dar un gran salto en el desempeño, cosa distinta si se acostumbra a no hacer nada con bastante frecuencia.

 

Olmo Axayacatl

 

Olmo Axayacatl es ingeniero mecánico agrícola de profesión, con una maestría en ciencias en horticultura, sin planes para el doctorado pero le gustaría irse algunos años a un país de habla inglesa, mientras tanto es profesor y bloguero.

 

Shares
Share This