Cuando uno habla de política muchos dan media vuelta. Es un tema en el que difícilmente se puede llegar a un acuerdo. Sin embargo, todos los días tenemos ciertas acciones políticas que distan de lo que generalmente se entiende por política. Ser un político tiene un significado más amplio del que solemos darle. ¿Te consideras buen político digital?

Tienes una política digital establecida

© Elenarts – Fotolia.com

“Sé selectivo en tus batallas, a veces es mejor tener paz que tener razón”. Esta es una frase que resume muy bien lo que implica ser un buen político. Hablando específicamente de cuestiones digitales dicha frase puede ahorrarte muchos dolores de cabeza, sobre todo si presentas gran actividad en tus perfiles sociales y otras plataformas digitales.

Evita el libertinaje digital

La libertad digital es un derecho que termina donde comienza la libertad de los demás. Se dice muy fácil pero comprender esto es complicado, en especial en el mundo digital. Las redes sociales nos brindan la sensación de que se puede hacer o decir lo que sea. Esto no es así; hay que pensar dos veces lo que se va a expresar.

En términos generales mi postura es no publicar nada que no diría frente a mi familia. Además, aunque los perfiles sociales son, hasta cierto punto, propiedad personal, uno debe dirigirse al mundo con cautela y respeto. Que no se te olvide que estás publicando algo que puede ser visto por todo el mundo, por ello mucho cuidado.

¿Cuál es tu política digital?

Si tu presencia en las redes sociales es variada y constante deberías plantearte una política digital, sobre todo si el social media forma parte fundamental de tu actividad profesional. Una política digital personal es sencilla de diseñar: piensa en reglas que debas cumplir para evitarte problemas con tu marca personal. Recuerda, mejor prevenir que lamentar.

Un buen punto de partida para una política digital adecuada sería: no tomar parte de discusiones sin sentido. Es un punto que cumplo y que me ha librado de muchos problemas. Otro punto sería: respetar siempre la opinión de los demás. O qué tal este: cortar comunicación con personas vulgares u ofensivas.

Siempre mantén la cabeza fría

Es probable que alguna vez hayas discutido en alguna red social al punto de perder la paciencia. Cuando te vuelva a suceder, que espero no sea muy a menudo, mejor deja eso de lado y haz otra cosa. Si puedes inclusive deja la computadora; camina un poco, date un baño, duerme una siesta, lee un libro, etc.

En el mundo digital lo peor que puedes hacer es responder estando enojado, molesto o fuera de tus casillas. No permitas que un arranque de ira dañe tu reputación digital. Sin importar lo complicado que sea tu interlocutor, tómate las cosas con calma. Si no puedes manejar la situación mejor corta la comunicación. Recuerda: elige bien tus batallas, la guerra no se gana peleando contra todos.

 

Olmo Axayacatl

 

Olmo Axayacatl es ingeniero mecánico agrícola de profesión, con una maestría en ciencias en horticultura, sin planes para el doctorado pero le gustaría irse algunos años a un país de habla inglesa, mientras tanto es profesor y bloguero.

 

 

Shares
Share This