Ya pago con mi móvil; aunque soy el único que lo hace en mi supermercado. El otro día al pagar me dijo la cajera:

– Todavía no me ha pagado nadie con el móvil excepto tú. Eres el cliente más moderno.

Pago con mi móvil, aunque soy el único de mi supermercado

© Tyler Olson – Fotolia.com

Llegar a pagar con el móvil para mi no ha sido un proceso fácil; pero para mi ya es algo habitual y creo que la penetración del pago con móvil va a ser cada vez mayor y te voy a explicar porqué.

No hay que confundir los pagos móviles, es decir realizar una compra en el móvil desde el navegador o la App correspondiente, que realizar el pago con el móvil como si de una tarjeta de crédito se tratara. En este último caso lo que utiliza es la tecnología NFC y es habitual referirse a estos pagos como pagos contactless.

Tarjeta Monedero

El pago con el móvil es el sustituto del monedero electrónico, aquel sistema de micropagos que hacía uso de una tarjeta monedero en la que se recargaba dinero, con el propósito de realizar pagos en los que habitualmente se utiliza efectivo,  que hubiera aportado las siguientes ventajas:

  • el comercio no necesitaría disponer de cambio
  • no habría colas en los puntos de pago (simplemente pagas y te vas)
  • ayudaría al control de los pequeños gastos diarios

En España el monedero electrónico fue un fracaso, cuando se empezaron a entregar las primeras tarjetas no hubo puntos de pago suficientes por lo que se creo frustración en los early adopters y no acabó de llegar al público general.

De mi móvil con NFC a mi primer pago contactless

La utilización de la tecnología RFID para realizar pagos es algo de lo que llevo años oyendo hablar y hasta hace poco no tenía claro si tendría éxito. Tras una semanas pagando con mi móvil tengo la impresión de que esta vez sí, es una tecnología que ha llegado para quedarse.

Desde el 30 de julio de este año tengo un móvil Samsung con tecnología NFC, una SIM NFC de Vodafone, y las aplicaciones SmartpassVodafone Wallet.

El 4 de septiembre añadí 5 euros a Vodafone Wallet recibiendo 10 euros adicionales de regalo. El primer pago fue el 5 de noviembre y hasta el día de hoy, 23 de noviembre, he realizado pagos por un importe total de 105 euros.

Durante los meses de agosto, septiembre y octubre estuve buscando sitios para realizar mis pagos y aunque, como supe más adelante, algunos los tuve delante de mis narices, no los reconocí.

Mi primer intento de pago fue en un parquímetro del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER). Hasta el día de hoy lo he intentado en repetidas ocasiones habiendo fracasado hasta ahora. Aunque aparece el logo de pago radiofrecuencia no estoy seguro si es para este servicio o para el uso de tarjetas propias (como los autobuses de la EMT).

Logo contactless

© AMATHIEU – Fotolia.com

En varios supermercados había visto el logo “contactless”; pero al preguntar a la cajera correspondiente me informaba que los TPVs correspondientes no eran para pagos con el móvil sino para el uso de tarjetas de crédito que ya las había con radiofrecuencia.

Fue en una caja de autopago de Hipercor donde decidí probar acercando el móvil a la hora de realizar un pago y voilá, el pago fue aceptado.

A partir de este primer pago he podido comprobar que hay muchos sitios donde puedo pagar. En todos he podido comprobar la cara de extrañeza de los cajeros que hasta mi llegada no habían visto el pago con el móvil.

El acercamiento que hago es el siguiente, si observo que el TPV está preparado para aceptar tarjetas de crédito contactless, le pido doy a entender al empleado que voy a pagar con tarjeta para que me lo active. En ese momento coloco mi móvil encima y realizo el pago.

El futuro inmediato del pago con móvil en España

A diferencia de lo que sucedió con el monedero electrónico, actualmente existe ya en España un gran número de terminales preparados para el pago con el móvil; pero realmente lo que marca la diferencia es que la mayoría de las tarjetas de crédito que están emitiendo los bancos añaden la funcionalidad sin contacto.

Pago con el móvil - NFC - Contactless

© Artur Marciniec – Fotolia.com

Los pagos para importes inferiores a 20 euros se realizan sin necesidad de introducir PIN (opción por defecto que se puede cambiar). A partir de esta cantidad los pagos se realizan como cualquier pago con tarjeta de crédito, es decir, es necesario introducir el PIN correspondiente.

Parece ser que los bancos y compañías de tarjetas de crédito como VISA y Martercard se ha puesto las pilas, ante la presión de compañías como Google, Apple o Amazon que vienen pisando fuerte con la intención de hacerse un hueco en los pagos más allá de Internet. Si añadimos la renovación de terminales que están realizando los fabricantes de TPVs incorporando NFC se podría afirmar que el contactless tiene futuro.

Una vez que el pago sin contacto sea normal en nuestras vidas, ¿porqué no añadir saldo a nuestro móvil para utilizarlo en aquellos casos en que nos hemos dejado la cartera?



¿Has realizado tu primer pago con el móvil? Me gustaría conocer tu experiencia en los comentarios de este artículo.



Si te ha gustado este artículo, compártelo en tus redes sociales. Si quieres recibir los próximos artículos suscríbete a este blog.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Seduce a Google con tus contenidos

¡Únete gratis a la comunidad de 3cero!

 

Recibirás nuestro contenido cómodamente en tu email junto con avisos de webinars y eventos presenciales.

 

 

La subscripción a esta lista implica la aceptación del aviso legal y términos de uso.

Recibirás un email para que confirmes tu suscripción

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Leer entrada anterior
Informacion esencial para vender más en Navidad
Información esencial para vender más en Navidad

Te aconsejo que tomes buena nota de todo lo que te voy a contar en este artículo si posees una...

Cerrar