Las habilidades de competencia son: mostrar resultados, mejorar, afrontar la realidad, clarificar las expectativas y practicar la responsabilidad.

Habilidades de competencia para aumentar la confianza

© adrian_ilie825 – Fotolia.com

Limpio, fácil y sencillo, ni un niño podría haberlo definido mejor o como diría Quino en una de sus tiras: por qué los publicistas nos usan siempre como ejemplo para indicar que hasta las señoras torpes podrán manejar la lavadora…, este Quino.

Tal y como hablamos la semana pasada, para cerrar el año iba a hacer un breve repaso por el segundo grupo de conductas que el Sr. R. Covey considera fundamental para crear confianza y aumentar así resultados de forma rápida y segura.

Mostrar resultados

Mostrar resultados es más importante que hablar de resultados. Obvio ¿verdad?. Pues no lo es tanto o lo es menos de lo que se parece. En 2013 asistí a una reunión en Londres acerca de un proyecto en el que llevábamos trabajando durante varios años. Diferentes directores, un «global», y técnicos nos reuníamos durante varios días en el aeropuerto de la capital inglesa para hablar de lo que teníamos que hacer en pos de la mejora de resultados y de la colaboración entre empresas. Al tercer año de reunión con gastos ingentes y resultados ridículos ese «global» alzó la voz y dijo que él y su equipo no asistirían más a esa reunión si verdaderamente no se aplicaban los acuerdos alcanzados, pues era un gasto ingente e inútil, las dos con “i” latina y mayúscula.

Yo pensé dos cosas: la primera: mira tú, para esto sirve un «global» y la segunda: ha dicho lo que pensamos todos, gracias a Dios. Hablar es fácil, hacer presentaciones es fácil, sonreír es fácil. Pero todo esto no da credibilidad, da tiempo, dolores de cabeza y puede que un puesto de director en un momento dado; pero cuando el humo se despeje, y siempre despeja, ¿qué tienes? Nada, eres el charlatán de feria. Otra de las ventajas de dar resultados es que da lo mismo para quién trabajes, porque tu carrera y tu éxito estará sustentado en alcanzar metas y tendrás una base sólida en la que apoyarte, podrás demostrar que eres capaz de ir, cruzar el desierto vestido de esquimal, volver y pedirte un café y todo eso sin grandes eventos. Mostrar resultados es importante.

Mejorar

“No aprendes nada de tus éxitos, excepto a pensar demasiado en ti mismo. Es del fracaso de donde viene todo el progreso, siempre y cuando lo sepas reconocer, admitirlo, aprender de él, superarlo y volver a intentarlo” – Sr. Dee Hock, fundador y ex consejero de VISA Internacional.

Mejorar continuamente es un reto por si mismo, competir sanamente, rodearte de gente mejor que tú que suponga una apuesta dura y un estímulo, alguien que te haga crecer, gente que sea sincera y a la que le puedas pedir una opinión y por supuesto ser consciente de lo mucho que te queda por aprender. Mejorar es una necesidad en todas las personas pero es más importante en aquellas que dirigen porque eso asegura a los dirigidos que se estará haciendo lo mejor por ellos. Mejorar hace que se quieran seguir asumiendo riesgos y nos hace ser humildes.

Afrontar la realidad

¿Cómo vas a salir adelante si no afrontas la realidad? ¿Cómo vas a tirar de tu equipo y a conseguir resultados y su implicación si eres incapaz de afrontar la realidad, de hablar de los temas espinosos?… Muchas personas niegan su entorno y en las empresas ahora está muy de moda el lanzar mensajes positivos, trasladando el comportamiento infantiloide de guardería al entorno laboral, algo que no lleva a nada bueno. Es importante afrontar la realidad, en cualquier ámbito de nuestra vida, porque solo entonces es cuando puedes empezar o seguir caminando en la dirección correcta. No se soluciona un problema que se niega. Se perpetúa con sus terribles consecuencias.

Clarificar expectativas

Todos hemos ido al cine a ver el “peliculón” del que todo el mundo hablaba y todos, en alguna ocasión, hemos salido diciendo, bueno, pues no es para tanto. Las expectativas son etéreas hasta que los resultados le dan consistencia. Potencia – Acto. Lo mejor para clarificar expectativas es hablar, definir, discutir, validar y compartir.

Practicar la responsabilidad

Y por último, pero no por ello menos importante: Practicar la responsabilidad…. Dicen que el éxito tiene muchos padres pero el fracaso es huérfano. Practicar la responsabilidad hace que los que están a tu alrededor sean responsables. Cuando un equipo fracasa el primero que debe asumir la responsabilidad es aquel que lo dirige. Cuando un equipo triunfa el que lo dirige debe dejar claro que es un trabajo de todos… Las políticas de comunicación, las metas, los objetivos, las expectativas, las líneas generales de cómo llegar a ellas, las malas noticias o la forma de afrontarlas…, todo ello supone afrontar la responsabilidad, sin ambages, igual que el sueldo a final de mes.

Y esto es básicamente lo que nos cuenta el Sr. Covey.

Yo sin más preámbulos me despido hasta el año que viene…, en el que espero que sigamos pasando ratos juntos.

Felices fiestas a todos.

 

María Gil CastañoMaría A. Gil es Ingeniero Técnico Naval, ha ejercitado su carrera profesional, en diferentes empresas del sector naval, con diferentes posiciones, lo que le ha permitido, progresivamente, alcanzar una experiencia y conocimiento del entorno nada desdeñable. En los últimos 5 años, ha centrado sus pasos y los de su equipo, en el desarrollo del mercado marino en el Sur de África y Rusia, trabajando como BMQC Manager para el grupo Barloworld.

 

Shares
Share This