Ser una persona organizada o tener una empresa organizada requiere de buenas elecciones, y con esto me refiero a que es importante saber elegir las batallas que se deben pelear, en especial para determinar cuales no y pasar de largo. Uno de los mayores problemas que impiden alcanzar una organización efectiva tiene que ver con el hecho de que se quieren hacer demasiadas cosas.

Elige cuidadosamente tus batallas

© lassedesignen – Fotolia.com

Evita tener demasiados proyectos a la vez, o demasiado compromisos, tareas, pendientes, etc. En exceso todo resulta malo, y esto aplica bastante bien cuando se busca tener una buena organización. Siempre he creído que es mejor hacer pocas cosas pero hacerlas bien, y en cuanto algo se vaya terminando comenzar algo más, para siempre estar en movimiento.

La elección lo es todo

Hay ocasiones en las que se tiene mucho ímpetu y energía, y entonces se quiere participar en todo. A nivel personal quizá no haya tanto problema, pero a nivel profesional y de negocios esta puede resultar una mala idea. Incluso cuando se está en una empresa privada la elección de las batallas resulta decisiva: a veces toca ganar ganando y a veces perdiendo.

Si quieres ganar todo y discutir todo serás catalogado como un inflexible, lo que dará como resultado que nadie quiera trabajar contigo. A nivel empresa, si se quiere participar en más nichos de negocio que los que se pueden atender, entonces muy seguramente algo quedará descuidado y por ahí podría comenzar el descenso. Elige bien tus batallas, porque en la vida se puede ganar de muchas maneras.

¿Cómo hacer una buena elección?

Ser organizado no es un problema de tiempo, sino de cantidad de actividades. El problema es que se suele querer participar en todo y abarcar todo. Es importante determinar en primer lugar cuales son los alcances que se tienen, ya sea de uno mismo, de nuestro proyecto o de nuestra empresa. Hay que ser realistas determinando nuestro los alcances, después viene aprender a contenerse y saber decir no cuando es necesario.

¿Qué batallas debes pelear y cuáles no? No existe una única respuesta para esta pregunta, y de hecho, todo va a depender del análisis de tus alcances. Pero a pesar de todo, quizá tengas bastantes errores eligiendo tus batallas, lo que es normal considerando que esto es algo que se va puliendo con la práctica. ¿Con quién si discutir y con quién no? ¿Qué proyectos aceptar y cuáles no? ¿Cuándo reclamar y cuándo no? Todo va a estar en dependencia de la situación y tus experiencias previas.

Olmo Axayacatl

Olmo Axayacatl es ingeniero mecánico agrícola de profesión, con una maestría en ciencias en horticultura, sin planes para el doctorado pero le gustaría irse algunos años a un país de habla inglesa, mientras tanto es profesor y bloguero.

 

Shares
Share This