La diversificación es lo de hoy. Hace algunos años conseguir un trabajo en una gran empresa era sinónimo de estabilidad económica. En la actualidad no hay garantías de que tengas tu puesto asegurado. Por ello muchos expertos recomiendan diversificar las fuentes de ingreso. Así cuando una fuente falle se podrán obtener recursos de otra.

Diversifica, pero no tus esfuerzos

© Eugenio Marongiu – Fotolia.com

Esto de diversificar se dice fácil, pero la realidad indica que son muy pocas personas las que lo llevan acabo. Y es que cuando uno consigue un empleo se genera la falsa seguridad de que se va a durar en el mucho tiempo. Es decir, al conseguir empleo la mente se vuelve cómoda, y deja de esforzarse para obtener algo mejor.

Diversifica lo más que puedas

La diversificación es algo muy bueno en lo que se refiere a fuentes de ingreso, pero también cuando se trata de habilidades personales. No te quedes con los brazos cruzados y busca como aumentar tus conocimientos, o como mejorar en el aspecto profesional. Siempre hay algo que puedes aprender para ser mejor en lo que haces.

Se menciona que para tener éxito en la actualidad es necesario saber mucho de un aspecto específico y poco de muchos aspectos generales. Es decir, no basta con saberlo todo sobre un tema, también hay que tener las nociones básicas de muchos más. Además, dice un dicho que es mejor saberlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no saberlo.

Los esfuerzos se concentran

Eso si, nada de diversificar esfuerzos. No te esfuerces un poquito para una cosa y otro poquito para otra. Cuando se trata de esforzarse lo que se debe hacer es dar lo mejor a cada momento. Es decir, debes diversificar tus actividades, pero para cada una debes concentrar tu esfuerzo.

Si tu diversificación te ha llevado a esforzarte un poco en cada cosa entonces es momento de parar. No se trata de comenzar a aprender cuatro idiomas a la vez, y que no tengas tiempo para aprender ninguno; es mejor dedicarse a dos idiomas primero, y después pasar a los otros dos. Evita que tu diversificación se convierta en saturación.

 

Olmo Axayacatl

Olmo Axayacatl es ingeniero mecánico agrícola de profesión, con una maestría en ciencias en horticultura, sin planes para el doctorado pero le gustaría irse algunos años a un país de habla inglesa, mientras tanto es profesor y bloguero.

 

 

Shares
Share This