Todos tenemos cierto grado de confianza que nos caracteriza. Sin embargo, en las rachas positivas nuestra confianza aumenta al grado de duplicarse o triplicarse. En cambio, cuando el éxito no asoma la cabeza poco a poco nuestro nivel de confianza decrece. Es normal que esto suceda así, a todos nos sienta bien alcanzar metas y obtener lo que buscamos.

La confianza en ti mismo es indispensable

© Peggy Blume – Fotolia.com

Pero para un profesional o un emprendedor perder la confianza es el comienzo del fracaso, por lo que no hay que permitir que eso ocurra. Realizar un proyecto, comenzar una empresa, aumentar las ventas… Todo requiere mantener la confianza siempre a buen nivel. Los altibajos son parte de la vida, pero la autoconfianza no se debe descuidar nunca.

Quien va a confiar en ti si no tú

Hay una realidad que una vez que se comprende y acepta sirve como trampolín para confiar en uno mismo. Esta realidad implica que nadie va a confiar en ti mismo al grado que tú lo haces. La familia está para apoyar, sí, pero también para disuadir, y esto último lo hace muy bien. Si tu idea implica arriesgar un poco tu familia te dirá que mejor intentes otra cosa.

Con los amigos suele pasar algo parecido. Si uno detecta algún indicio de que vas a arriesgar demasiado quizá traten de evitar que lo hagas. Aquí por suerte no ocurre siempre, ya que los amigos también pueden brindarte su confianza, lo que aumentará la tuya, para que lleves a cabo tu gran idea. Pero de todos modos, tú debes confiar en ti más que nadie.

¿Qué harás cuando falle tu confianza?

No lo dudes ni un instante, vas a tener momentos malos, sin importar lo que vayas a realizar. No lo digo por ser negativo, sino por ser realista. Tampoco se trata de que te predispongas a que te va a ir mal, pero si de que estés preparado y después no digas que no sabías en lo que te metías. ¿Cómo vas a recargarte de confianza cuando esta comience a disminuir?

Esto es algo que deberías tener bien claro desde un inicio. Podrías elegir una persona a la cual acudir cuando vayan mal las cosas y tu confianza te esté fallando. Por supuesto debe ser alguien que te apoye incondicionalmente y cuyas palabras de aliento te permitan continuar. Es solo una idea, ya tú determinarás que o quien te ayuda a recuperar la confianza.

 

Olmo Axayacatl

 

Olmo Axayacatl es ingeniero mecánico agrícola de profesión, con una maestría en ciencias en horticultura, sin planes para el doctorado pero le gustaría irse algunos años a un país de habla inglesa, mientras tanto es profesor y bloguero.

 

 

Shares
Share This