Hace casi 5 meses me impuse el reto de publicar frecuentemente. Han sido pocos días los que no he publicado un artículo, ya fuera de una colaboración o un artículo propio. Muchos días el poder publicar ha sido a costa de  horas de sueño, llegando en muchas ocasiones al borde del agotamiento. He convertido el blog en un fin, en lugar de un medio.

El blog es un medio, no un fin

©  magann – Fotolia.com

Tengo ya publicadas, con ésta, 175 entradas por lo que si algún día no publico mi tráfico no se resiente; pero aún así me quedo con mal sabor de boca.

Al principio es difícil saber cuales son los objetivos que quieres alcanzar con tu blog; peor es algo que antes o después tienes conocer para poder saber si estás avanzando en la dirección correcta. Con objetivos podrás fijar KPIs y por tanto seguir la evolución de tu blog. Los objetivos con el tiempo ha  de cambiar, y siempre han de ser un medio para avanzar hacia otros objetivos superiores.

Por ejemplo, el objetivo de tu blog puede ser conseguir más tráfico; pero debes preguntarte, ¿para qué?. ¿Quiero ser más conocido y que me inviten como ponente a eventos? ¿Quiero ganar dinero con mi blog? ¿Quiero conseguir un mejor trabajo?

Si tu objetivo es generar ingresos con tu blog debes saber que muchos de las formas de monetización serán a través de tu trabajo. Empezarás a tener clientes y éstos cada vez te demandarán más tiempo para poder cumplir con los trabajos que estos requieran. Llegará el día en que tendrás que elegir entre la publicación en tu blog y cumplir con un cliente.

El escribir en un blog, te abrirá puertas para que quieras emprender nuevos proyectos  que hará que tengas que espaciar aún más la publicación de tus contenidos.

No obstante, no te olvides de tu blog, baja la frecuencia de publicación si necesitas ese tiempo; pero procura seguir alimentando con contenido de calidad tu blog, porque aunque creas que has llegado a los objetivos tu blog todavía tiene mucho que ofrecerte.


Nota: mañana anunciaré un nuevo proyecto que empiezo con ilusión  y que espero que de una u otra manera te pueda ser de utilidad.


Cuando escribes en tu blog, ¿te olvidas de tus objetivos o los tienes siempre presentes?, me gustaría que lo contaras en los comentarios de esta página.



Si te ha gustado este artículo, compártelo en tus redes sociales. Si quieres recibir las próximas entradas suscríbete a este blog.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Seduce a Google con tus contenidos

¡Únete gratis a la comunidad de 3cero!

 

Recibirás nuestro contenido cómodamente en tu email junto con avisos de webinars y eventos presenciales.

 

 

La subscripción a esta lista implica la aceptación del aviso legal y términos de uso.

Recibirás un email para que confirmes tu suscripción

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Leer entrada anterior
Saber o no saber negociar
Saber o no saber negociar

El objetivo de negociar es eliminar las barreras que puedan existir entre partes que tienen posturas diferentes ante una eventual...

Cerrar