Hay tres aspectos a considerar a la hora de crear un vídeo para tu blog: la parte técnica, el guión y cómo lo cuentas.

Aspectos a considerar al crear un vídeo para tu blog

© pixbox77 – Fotolia.com

La parte técnica

Si cubres unos mínimos de calidad en principio es la parte en la que menos tienes que fijarte al principio. Luego la experiencia te dirá que fondo queda mejor, el tipo de iluminación, que dispositivo de los que tienes hace mejores tomas y con que ángulo has de colocarlo, así como el programa de edición que menos tiempo te hace perder y con el consigues una calidad adecuada.

Una vez que tengas los demás aspectos cubiertos, te podrás plantear ir mejorando la edición de tus vídeos e incorporarles mejoras.

El que entra en tu blog busca el mensaje que quieres transmitir no busca el vídeo que haría un director de cine.

El Guión

Contar con un buen guión hará que las ideas que transmitas en tus vídeos se entiendan sin necesidad de extenderte en largas explicaciones que podrían llegar a cansar a tu audiencia.

En este punto podrás aprovechar toda tu experiencia de bloguero. Si eres capaz de escribir buenos artículos, podrás preparar el contenido de tus vídeos con la misma facilidad.

Dado que el formato no es el mismo, los resultados no serán inmediatos; pero si eres constante conseguirás que los guiones de tus vídeos sean cada vez mejores.

Cómo lo cuentas

No todo el mundo tiene la misma facilidad para ponerse delante de la cámara y empezar a hablar. Sobre todo al principio los nervios harán que tu narración no sea continua e incluso que abuses del uso de muletillas. El ritmo y el volumen de tu voz, los movimientos que haces con tu cuerpo y hacia donde diriges tu mirada tienen mucha importancia a la hora de transmitir el mensaje.

Al principio repetirás la misma toma una y otra vez porque el resultado no es de tu agrado. Debes en un momento determinado tomar la decisión de publicar el vídeo aunque no sea perfecto. Es la forma de avanzar y de que vayas tomando confianza.

Con la práctica irás viendo los progresos. Cuando lleves varios vídeos publicados vuelve a ver los primeros y descubrirás con asombro lo que en poco tiempo has avanzado.

 

A continuación os dejo mi segundo vídeo en el que veréis que he ido corrigiendo errores del primero. En esta ocasión he editado el vídeo con Pinnacle Studio antes de subirlo a YouTube consiguiendo resultados muchos mejores sin pérdida de resolución. He realizado una sola grabación. He optado por darla por buena en vez de repetirla. Con más tomas hubieran conseguido un mejor vídeo aunque seguramente menos espontáneo.

 

 

¿Consideras que es necesario considerar algún otro aspecto a la hora de crear un vídeo para tu blog? Me gustaría conocer tu opinión en los comentarios de esta página.

 

Si te ha gustado este artículo, compártelo en tus redes sociales. Si quieres recibir las próximas entradas suscríbete a este blog.

 

Shares
Share This