Estos días estoy sufriendo el desespero porque mi blog está offline, ya son 4 días y con muy pocas explicaciones por parte de la empresa que me suministra el servicio.

Vale más una imagen que mil palabras

© Africa Studio – Fotolia.com

Esta situación me ha dado pie a este post, no voy hacer ninguna queja, pero si una reflexión para todos aquellos que somos “empresarios” o “emprendedores”, depende como te quieras sentir :-).

Todos nosotros ofrecemos servicios/productos, algunos mejores y otros peores, cada un@ de nosotros luchamos por sobrevivir en este mundo tan competitivo lo cual nos lleva a muchas veces olvidarnos de:

                        “vale más una imagen que mil palabras”

No penséis que me he vuelto loco :-), la imagen que proyectamos es la que la retina de nuestros clientes retienen, no vale la pena pensar que les vamos a engañar con miles de palabras, podremos hacerlo el primer día, ¿pero el segundo?….

El esfuerzo que hacemos cada día por mantener nuestras empresas podemos destruirlo en 5 minutos, no te creas que es necesario estar sin blanca, estar en plena crisis y todo lo que quieras, basta con que nuestra imagen se derrumbe por la falta de palabra o por el exceso de palabras.

En mi caso no voy a hacer una crítica pública a quien me ha perjudicado estos días con la caída de mi blog, no voy a hacer lo que no me gustaría que me hicieran a mí, soy consciente que la tecnología tiene estas lagunas, pero sí que no voy jamás a recomendarles a nadie.

¿Pero por qué? Pues por lo que os he dicho antes, las palabras en la empresa se las lleva el viento, ¿verdad que a los charlatanes se les caza a kilómetros? A las empresas se tarda un poco más, por la sencilla razón de que es posible que tengas que hablar con varios interlocutores, pero los cazas igual :-).

La responsabilidad que tenemos los empresarios va más allá de solo vender y punto, en el mundo offline es más fácil dar la cara porque también es más fácil que te la partan :-), pero en el mundo online es insoportable la de cientos de empresas o lo que sean que no dan la cara y cuando lo hacen piensas ¿para esto?

Cuando nos encontramos delante de una empresa online que te dice “chat online 24h” y resulta que jamás está online ya puedes darte por “jodi…”, a partir de ahí ya hablas si tienes la suerte solo con un e-mail, menuda suerte :-). O cuando nos encontramos ante una empresa que se va pasando la pelota de un sitio a otro, por ejemplo las compañías de teléfono :-), o cuando una empresa te dice que no entiende tu reclamación, todo son excusas y palabras, y lo único que conseguimos es cabrear a nuestros clientes.

Creo que quienes nos dedicamos al mundo de la empresa de forma seria estamos obligados y debemos ser los primeros en cumplir y dar la cara con nuestros clientes, lo más probable es que nos lo agradezcan, si es que lo más sencillo es solucionar las cosas, ¿qué maldita manía tenemos con escondernos?, algunos ya no podemos cambiar nuestra forma de ser como empresarios o emprendedores, ya son muchos años con vicios adquiridos, pero los que empezáis hacedlo siempre pensando en “dar la cara” para lo bueno y para lo malo.

 

David Fabrés

David Fabrés, es CEO en Locos by Friday, y colaborador en HoyOnline.tv. Escribe para emprendedores en los blogs: Recetas para Emprendedores donde está publicando 365 recetas para emprendedores, donde cada día publica una y en Networkersmoney.com. Puedes seguirlo en Facebook en RecetasParaEmprendedores.