El pasado 12 de junio impartí mi primer curso organizado a través de Floqq, la plataforma que conecta profesores y alumnos, y he salido muy satisfecho. A continuación voy a realizar una valoración de mi experiencia y unas sugerencias de mejora.

 

Agradecimientos

Tengo que agradecer a Floqq la difusión del curso que ha realizado a través de Twitter. A garAJE toda la ayuda que me ha prestado, permitiéndome cancelar las reservas de sala cuando he tenido que aplazar el curso y poniendo a mis disposición una sala, literalmente de un día para otro, cuando la he necesitado. A mis alumnos, @isabelea62, @carmenmadconf y @rpsimarro, por haber confiado en mi, apuntándose al curso, y por haber participado de forma activa en el mismo.

 

Lecciones aprendidas

El curso Twitter desde cero, potencia al máximo tu presencia en internet, ha sido fundamentalmente práctico. El temario propuesto era:

  1. Crear una cuenta

  2. Configuración del perfil

  3. Vocabulario básico

  4. A quién seguir en Twitter

  5. Tipos de Tweets

  6. Clientes de Twitter

  7. Herramientas de medición

Pretender darlo en dos horas era tan ambicioso como poco realista. Los dos últimos puntos del temario apenas los he tocado. Dentro de dos semanas, cuando mis alumnos hayan practicado, daré una nueva sesión complentaria del curso profundizando en Twitter.

El curso lo he publicado tres veces hasta que he conseguido tener alumnos. La primera vez lo convoqué a las 20:00 de la tarde para facilitar la asistencia de los que salen tarde del trabajo. El segundo intento lo convoqué a las 18:00 con igual éxito que el anterior. Cómo dice el refrán, a la tercera va la vencida, convocándolo a las 16:00 he conseguido tres alumnos, aunque hablando con ellos me han indicado que para ellos la hora no ha sido un aspecto relevante. Piensan que no se han apuntado más alumnos porque todavía la plataforma no es lo suficientemente conocida.

Estos alumnos se apuntaron al curso el día antes, forzándome a buscar una sala con urgencia. Una semana antes del curso hay que confirmar que se sigue interesado en la misma, cancelar la reserva de la sala con plazo menor conlleva gastos, por lo que ya había anulado la sala inicialmente escogida.

Cuando di de alta el curso en Floqq, indiqué que el curso sería para un mínimo de seis alumnos, la plataforma actualmente no tiene en cuenta este dato. En mi opinión, los que se apuntan no deberían tener confirmado el curso hasta que se alcance el número de alumnos mínimo establecido, que permita cubrir el coste del aula. Otra alternativa sería que Floqq ofreciera sin coste sus salas para cursos con pocos alumnos, o para cursos cuyas confirmaciones de asistencia sean muy próximas al inicio del mismo.

 

Conclusiones finales

Para un profesor, Floqq resuelve de forma sencilla la organización de un curso, independientemente de su duración y del número de jornadas que se impartan. Resuelve de forma eficiente el cobro del curso, ya que los alumnos pueden ingresar el importe del curso en una cuenta de Paypal o por transferencia bancaria.

Habría que afinar la gestión de cursos con pocos alumnos, que pueden no hacer rentable la realización de los mismos. Se echa de menos una gestión por parte del profesor, de los alumnos que muestran un interés por un curso, ya que al no tener acceso a su email, no se puede obtener información complementaria, como los motivos de estar interesado por un curso y no apuntarse al mismo (el día, la hora, el coste, etc.).

 

¿Cual es experiencia con Floqq?, me gustaría que lo compartieras en los comentarios de esta página.